sábado, 9 de julio de 2016

Retrato





Desde mi agujero domino el mundo.
Hago y deshago
sin criterio
porque no lo necesito
no lo quiero
lo odio.

Y si me canso
descanso.

Y si me aburro
qué, qué, qué pasa.

Y si me deprimo
grito, me jodo, lloro por un ojo.

Así de pequeño este lugar
estiro un brazo
pared, muro, encierro
encojo el otro
ahora parece que saludo

pero no

rompí los espejos
con violencia, a cabezazos.

Soy el hombre sin ombligo
nacido solo
de la palabra
aquí en mi cuarto.

Me retrato. Os (d)escribo.





acróbata




2 comentarios:

  1. Hola¡¡ Cuánto tiempo¡¡ Me encantó el final. Y la idea de describir habiendo roto los espejos, interesante¡¡ Sigues adelante eh? poeta¡¡ Me alegra. A ver si un día no muy tardío, hago hueco y te escribo, de esas que viajan de verdad, sabes que si¡¡ Un abrazo amigo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sandra. Me alegra tu visita. Puedes escribirme cuando quieras, será un placer leerte. Feliz verano!

      Eliminar