jueves, 17 de marzo de 2016

Con el 13 a la espalda





En mi infancia
no hay bicicletas, ni patines.
Hubo balones, partidos de fútbol
a escondidas.
Y fechas de reposo y escayolas
muchas, muchas.

¿Fui un niño feliz?

Ya no lo sé.
Si así ha sido
pocos motivos tuve

más allá de los propios
de esa edad brillante.

Tampoco eso importa ahora.






acróbata


2 comentarios:

  1. Feliz o no.. al menos logras que otros sí que lo sean al leerte, al menos un poquito más.
    Muuy buenas noches!

    ResponderEliminar