domingo, 15 de noviembre de 2015

La vejez




Otro domingo más
en bata, por casa.
Y desde el sillón orejero
miro allá abajo
a mis pies.

Quizá todo consiste
en esto:
unas zapatillas a cuadros
de esas cómodas
con piel de borrego por dentro.

No sé
de momento, para salir
a la calle
continúo mudándome de calzado.

Ya veremos mañana.






acróbata


2 comentarios: