viernes, 4 de septiembre de 2015

No sé



A mi ojera gris
le pregunto
casi cada mañana:

¿ha merecido la pena
este sinvivir
tanto sueño por dormir?

Y cuando llega la noche:
olvido.
Y sueño. Y sueño.

No sé estar sin ti
aquí, frente a los espejos
en el infinito ahora.
Ignoro cómo vivir solo en mí.




acróbata



2 comentarios: