martes, 4 de agosto de 2015

Crisis de fe




Bajo la basura
apesta
llego hasta el contenedor
piso el pedal de apertura.
Vaya, no va
menuda sorpresa.

Echo mano al tirador
de la parte superior
levanto la tapa
hiede a perro muerto
sale un tufo que tira de espaldas
qué asco, nauseas
a punto de soltar la cena.

Y entonces, con la bolsa de basura
aún en la otra mano
sin venir a cuento
el maldito pensamiento:

¿Estará Dios también aquí
ahí dentro?







acróbata




No hay comentarios:

Publicar un comentario