miércoles, 29 de julio de 2015

El veneno de la certidumbre





La tiranía del tiempo
y su paso.
Este entretenerse haciendo surco
donde todo era campo virgen
y el espejo un aliado
al que lanzarle guiños de alba.

Aún no destacan
los estragos de la edad
el incipiente invierno
de la barba, alguna pequeña línea
de expresión, poco más―
mas el veneno de la certidumbre
va calando hondo.

Y uno, por mucho afán
que conserve
comienza a tener en la boca
el sabor acre de la derrota.







acróbata


1 comentario:

  1. Una sola dirección... hacia el frente. Un sólo destino... adelante. Por suerte contamos con aristas mentales que alivianan el avanzar.
    Gran publicación! saludos!!!

    ResponderEliminar