jueves, 18 de junio de 2015

La condena.





Cielo azul. Mar azul.
Viento de jaloque
y las arenas doradas
y ardientes
repletas de cuerpos mojados
y al sol.

Ya casi es verano
otra vez
eso dicen.

Y debe de ser verdad
en esta habitación hace un calor
sofocante, pegajoso
el mismo que olvido 
cada invierno.

Los gatos buscan refugio
bajo la cama.
Yo me conformo con menos
con escribirlo.






acróbata



No hay comentarios:

Publicar un comentario