jueves, 4 de junio de 2015

Aún hoy.





En aquel cuarto de baño
allí mismo
te lo hubiera hecho.

Y no te ibas a negar
lo deseabas al igual que yo.

Te miré, me miraste
ambos tuvimos claro
en qué pensábamos.

Pero tú eres una dama
y yo, ya sabes
no soy un perdido.

Aunque sigamos arrepintiéndonos
aún hoy
de no haber sido
algo más canallas.






acróbata



No hay comentarios:

Publicar un comentario