viernes, 20 de marzo de 2015

Sin título.



Las lágrimas no duelen
sólo escuecen
si tocan la carne herida.

Porque el llanto
es sal
y por mis ojos
siempre el mar.





acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario