domingo, 1 de marzo de 2015

Postales.




Esto es real, realísimo. Y nada de sucio. Es de Benidorm, todo el año, no sólo en el mes de vacaciones, o eso dice. Y sin embargo no para de enviarme postales de Cuenca. Una tras otra, casi cada semana.Y el mensaje, muy escueto:

Aquí, tú y yo, cuanto antes: de espaldas al resto del mundo, cerca del cielo. Mirando la ciudad, encanto.

No sé, algo se me escapa. Qué quiere, ¿una escapada fuera de temporada? La verdad, qué cansancio: siempre igual postal, mismas palabras y lo que parece una petición desesperada. ¿No se aburre? Cuenca está bien, pero tampoco para tanto.






acróbata



No hay comentarios:

Publicar un comentario