martes, 9 de diciembre de 2014

Esta página.





Cielo indefinido
ni gris ni azul
no se decide.
Viento sin ganas
a ratos de un lado
de aquí para allá
al poco rolando.
Gente ensimismada
metida hasta el tuétano
en sus vacíos interiores.
Ruidos conocidos
de los que por costumbre
casi ni se escuchan.
Y martes.

Nada
un día cualquiera
otro más
sin historia
y ya son tantos.

Y todo por rellenar
esta página.






acróbata



2 comentarios:

  1. El día acaba de empezar, quizá encierre sorpresa...
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Sip, quién sabe...

    Sorpresas te da la vida.

    Besos, Magda!

    ResponderEliminar