lunes, 10 de noviembre de 2014

Hijos del viento y el salitre.









Yo he visto la mar

como sólo los hijos del viento

y del salitre la han visto.




Furiosa, dormida, amante

amada.

Azul, verde, roja

negra, blanca.

Tan negra y misteriosa.

Tan blanca y salvaje.




Yo la he visto

y no una:

tantas veces

tantas...




Yo he sido viento

y sal

durante muchos años.




Sí, yo también fui

hijo de su vientre de espumas

de su amor de algas y marea.




De ella
 
la mar salada.





acróbata




3 comentarios: