domingo, 23 de noviembre de 2014

Días contados





Cada poco la marea sube
para recoger las aguas
que el mar dejó atrás
en su huida.

Es la historia de nunca acabar.

Algo así hace la luz
con las sombras
ante el adiós de la noche.

Y luego quieren
que no deje a mi espalda
nada.
Pero si sólo soy un hombre
de oscuridad y sal
con los días contados.

¿Acaso puedo yo
lo que no consiguen
ni las fuerzas de la naturaleza?

Imposible.





acróbata



No hay comentarios:

Publicar un comentario