miércoles, 12 de noviembre de 2014

Capullos sin alma.





Y hablando de flores
rojas, blancas, amarillas.
Sí, flores
muchas, de colores.
Bellas flores
con las que nada puede.

Pero, ¿y el aroma?
Cierras los ojos
y
y
y
NADA.

Capullos sin alma.

Plástico. Plástico. Plástico.
De eso están hechas.
Como tanto.
Como casi todo.





acróbata



3 comentarios: