martes, 21 de octubre de 2014

Y quién NADA.



La contrADICCIÓN
de escribir para salvarse
del yo, del ya
del ying, del yang
del mundo
de uno mismo.

En silencio. En silencio.
Como un GRITO.
Rota la voz. Quebrada la contención.
Aguas que fluyen. Corrientes que inundan.
Mares de sal y vértigo.

AHOGO:
seco, sordo, inmóvil.
Aire. Aire. Aire.
Y el viento que no cesa.
Y ríos que (te) arrastran.

Escribir y MUCHO
y TODO
(porque no hay más.)

Y quién escucha. Y quién lee.
Y quién nada.

Tú.
¿Tú? ¿Tú?    Nadie
                           y             TÚ.




acróbata






3 comentarios:

  1. ¿Tú lees pensamientos? Eso.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Yo leo. Despacito y quizá no muy bien, pero lo intento.

    Muacks, Magda.

    ResponderEliminar
  3. Nada, nadie, y uno en el intento de sobreescribir(léase vivir).

    ResponderEliminar