lunes, 13 de octubre de 2014

Puro veneno.



Su amor tóxico
radioactivo
de uranio y plutonio.

Mujer
con la muerte en los ojos
y mercurio
en la rosa de sus ingles.

Cielos ácidos
de nubes de cobalto
y lluvias de ajenjo.
Aguas sucias
infectas de bestias mutantes
en noches ebrias de esmeralda.
Eso su lecho apocalíptico
y su cuerpo puro veneno.

Pero quién se resiste
qué mortal
puede decirle no
a Afrodita encarnada
a Venus desnuda
armada de labios
a Isis desatada
sobre el nilo en su crecida.

Quién
que no sea de plomo
y madera.





acróbata



4 comentarios: