jueves, 23 de octubre de 2014

La mar sabe.




Una noche
de pleno invierno
bajó a tirar la basura
y como no volvía
fue a ver qué pasaba.

Regresaron lo menos
una hora después
en silencio
tiritando, empapados
de pies a cabeza
y no llovía, ni una gota.

La mar sabe.







acróbata


No hay comentarios:

Publicar un comentario