sábado, 18 de octubre de 2014

Hacía magia.




De pequeño no le echaba cuentas
y lo veía tan normal.
Mamá lo hacía todo:
me enseñó a leer
a escribir
me narraba cuentos
e historias increíbles de su niñez
por tierras de Castilla.
Jugaba conmigo al ajedrez
al parchís, a las cartas.
Llevaba la casa
cocinaba, hacía labores
diseñaba ropa.
Rezaba el mal de ojo
murmuraba oraciones extrañas
encendía muchas velas
y manejaba hierbas e infusiones.
Vaya, hasta inyecciones
sabía poner.
Nada se le resistía
con todo se atrevía.

Hace mucho que sé
que no era normal
sino maravillosa
y encima hacía magia:
nos dio tanto en tan poco tiempo
que aún hoy, a pesar
de esta larga ausencia,
su amor sigue creciendo,
no deja nunca de hacerlo
en nuestros corazones.






acróbata




1 comentario:

  1. Yo recuerdo cuando nos leía los cuentos de "Las mil y una noches" Ymuchas cosas más. Y paro aquí o se inunda el teclado.

    ResponderEliminar