miércoles, 10 de septiembre de 2014

La imaginación.


¿Tarde de tormenta?

Miro a las nubes.
Las horas muertas con la vista
ahí, en las nubes.
Buscando dragones
dinosaurios
toda clase de monstruos.

Y cuando al fin
localizo uno:
enorme
oscuro
y recorrido por culebrillas
de repente ruge como una fiera
y descarga con toda su furia.

Apenas cinco minutos
no más
y calado hasta los huesos
con el agua escurriendo por mis ropas.

A mis pies un charco
y en él, cruzándolo
con prisas
una pequeña lagartija.







acróbata

2 comentarios:

  1. Yo ví un sapo, y se transformó en príncipe...

    ResponderEliminar
  2. Alguien se atrevió y salió ganando, espero.

    Besos, Luna.

    ResponderEliminar