lunes, 29 de septiembre de 2014

Hombre objeto.



La viuda follaba con la foto de su difunto marido en la mesita de noche. Era tan apuesto y estaba tan guapo, ahí, en esa imagen congelada en el tiempo. Y si alguno de los que por allí desfilaban le pedía que por favor la retirase, o al menos la colocase cara a la pared, se negaba en redondo. Aseguraba que era la única manera que tenía de llegar al orgasmo. Así, mirando a su hombre directamente a los ojos. Mientras, en la cama, ellos, sus amantes, unos más que otros, se sentían como lo que en realidad eran.







acróbata


2 comentarios: