domingo, 28 de septiembre de 2014

El vuelo de los alcatraces.



Entre la niebla
como una ballena
emergiendo del abismo
la carretera
unos faros redondos
la línea discontinua
esa curva cerrada
el quitamiedos
el barranco
el vuelo de los alcatraces.

¿Dios?

Silencio. Silencio. Silencio.
Y el océano, inmenso
como una madre.







acróbata

4 comentarios: