miércoles, 20 de agosto de 2014

No importa.


No disimules
ese también soy yo,
el que me devuelve
la mirada
que se posa en los charcos.

Tan bajo.
Tan cerca del lodo.
Tan próximo a extinguirse
a nada que apriete el calor
o aumente el tráfico rodado
de un día cualquiera.

Y qué. No importa.
Ya vendrán otras lluvias,
otras noches de tormenta,
otros equilibrios al amanecer
cuando se despereza la vida
y la derrota busca refugio
bajo las sábanas.






acróbata

5 comentarios:

  1. No importa. Precisamente. Tan así que si no, serías tú.

    Tierno, delicado, magnífico.

    ResponderEliminar
  2. Nunca llueve eternamente... a veces sale la luna.
    Un beso, acróbata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, qué hermosa variante has introducido al dicho popular. Me gusta mucho. Gracias.

      Besote, Magda.

      Eliminar
    2. Es que una tiene este tipo de influencias...
      https://www.youtube.com/watch?v=aNOMQwTdmto

      Eliminar