martes, 19 de agosto de 2014

Este invento.


Busco a un conocido. Tecleo su nombre y ahí me aparece. Leo, entre otras notas biográficas, fallecido en el año tal. Es decir, que está muerto y de hace tiempo. Tieso perdido.

Y sin embargo, uno de sus perfiles continúa fresco, actualizándose cada poco en una red que en ocasiones visito. Incluso sus entradas han subido de calidad últimamente. ¿Lo habrá logrado? ¿Se podrá llevar una existencia póstuma en este invento?

Seguro que esto es cosa de los japoneses. Lo que no inventen ellos.





acróbata

No hay comentarios:

Publicar un comentario