domingo, 17 de agosto de 2014

En su muro de Facebook.


¿No os parece encantadora esa gente que se baja del coche, se pone ante él y le da indicaciones al conductor para aparcar? Ahora mismo en Vara de Rey. Y acaba de quedar un hueco libre. (Ella, Adriana Bañares)

Guardias urbanos frustrados y afrutados. Yo suelo "ennerviarlos", hago justo lo contrario que me indican y una vez y santotomás.

No, pero me refiero a gente que va con el conductor. Por ejemplo, un marido indicando a su esposa. Cosas así. Era una estampa familiar lo que he visto. (Ella, Adriana Bañares)

Ya, yo también. También acelero cuando me dicen que corro y al revés si se quejan de lentitud. Es mi naturaleza. Pero mi mujer es obcecada, eso o le gustan las emociones fuertes.

De novios me quitaba el volante en marcha, yo de mientras cambiaba el cassette de música. Qué iba a hacer, era lo único que se me ocurría para compensar.
Recuerdo que una vez cogimos prestado el coche de su padre y aquel féretro andante no tiraba. Entonces me comentó que su viejo no le había hecho bien los roces. No veas cómo se lo dejé, el chapista hizo una fiesta. Sospecho que mi suegro no me quiere desde aquel día. Yo es que soy muy básico y las cositas claras, por favor.

En fin y esa es mi vida al volante. Por dónde íbamos...



acróbata





No hay comentarios:

Publicar un comentario