miércoles, 9 de julio de 2014

Donde fuimos música.


Exiliarme de aquí
del yo
del ahora.

Marchar lejos de mí
pero contigo.

Tal vez la poesía
como máquina del tiempo,
seguro que abrazar con gusto
la locura transitoria.

Y tras el ruido de arenas
la magia del silencio azul
que recomponga la partitura
donde fuimos música.





acróbata

10 comentarios:

  1. Qué bello escapismo... qué bello final.
    Besos, acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Donde fuimos música y cada lugar, olor y canción me recordará a ti.
    Saludos, me quedo :)

    ResponderEliminar
  3. Nunca dejarias de ser música, pero el exilio tal vez sea la mejor opción...
    ;-)

    Besos cosa guapa.

    ResponderEliminar
  4. "Porque no quiero estar conmigo, porque al final de cuentas mi yo sin ti es nada y tú conmigo somos ese todo que recompone las partituras de nuestra música- las almas-"

    Saludos, un afectuoso abrazo.
    .

    ResponderEliminar
  5. La poesía como el mejor aliado para el recuerdo y la evocación. También me gustaron tus palabras.

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía como una forma de vida.

      Gracias, Esilleviana.

      Saludos.

      Eliminar