domingo, 15 de junio de 2014

Hoy domingo.


Despertar tarde,
arropado por el sol alto
que a oleadas inunda la habitación,
desperezarse.
Intentar echar un sueño más,
no poder.

Levantarse, sin prisas.
Café, tostadas, zumo natural.
Nada de prensa. Nada de noticias.
Sólo radio a media voz
y un canal de música.

Salir a pasear, a tomar el sol
en las terrazas junto al mar.
Cervecita, aceitunas, almendras.

Y después, ya en casa,
ensalada, paella, una copa de vino,
helado y té.

Sofá, conversación, risas,
caricias, lo que surja
y cabezadita.
Película, cena ligera, un rato de lectura
y a la cama.

Sí, mañana es lunes,
otra vez.
Pero hoy domingo
es un día para quererse,
para amarnos, tú y yo.



acróbata


5 comentarios:

  1. Es el particular cielo donde ustedes abrevan.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luna. Somos de pequeños placeros. Mundanos, diría yo. ¿Acaso el cielo no comienza justo a ras de suelo?

      Abrazos para allá.

      Eliminar
  2. Una buena mañana de domingo. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Mi mejor amigo siempre bromea diciendo: tal vez el lunes nunca llegue si el domingo no nos quedamos dormidos. Bonitas palabras para un domingo ibérico, totalmente identificada.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar