jueves, 29 de mayo de 2014

Donde mueren las vías.


Hasta aquí,
lugar donde mueren las vías,
en noches de frío
alcanza tu voz.

Y luego dicen
que el silencio
no sabe de nombres.

¿Me llamas?
Piel adentro,
saliendo del túnel de la niebla,
escucho el rumor
del latido que no cesa.
En el viento la respuesta.

Tú tan lejos.
Yo parado en el andén
y el eco, a bordo
del último tren,
creciendo entre los dos.






acróbata

1 comentario:

  1. Siempre pensé que hay trenes de ida y vuelta, que si pierdes uno hoy bien puedes subir mañana. Nunca pensé que hay ecos de trenes que imitan las distancias. Nunca supe que dolían. Y duelen. Y no hay vuelta atrás.

    Dices mucho en tan poco espacio...
    Besos

    ResponderEliminar