martes, 11 de febrero de 2014

Silencios rojos.


Es sólo una piel
sobre otra piel.
Unos labios
con otros labios.
Este gemido
en otro gemido.

Es tan poco:
fuegos y saliva,
cristal y vino dulce,
miel en la miel.
Silencios rojos
que se derraman.

Apenas nada,
a solas tú y yo
y el amor
que nos empapa.




acróbata

4 comentarios:

  1. Muy bueno Acróbata. Me gusta cómo has descrito ese instante de silencios rojos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marcos.

      Un abrazo en el viento.

      Eliminar
  2. Sinestesia indispensable... no podía lucir otro color! bellas letras acróbata, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, el rojo: Color de la sangre, del amor, de la vida.

      Un besazo para ti, Magda.

      Eliminar