sábado, 7 de diciembre de 2013

Menudo día.


Un día cualquiera,
el menos pensado,
sin buscarlo, descubres de repente
que no eres tanto.
Vamos, ni la mitad
de lo que esperabas ser.

Bueno, qué le vamos a hacer,
es la vida.
Desde entonces, menudo día,
ya sólo es cuestión
de encontrar algún motivo,
aunque sea uno bien pequeño,
para no considerarte tan poco.





acróbata

4 comentarios:

  1. Solo escribirlo aquí ya hace su papel y creo que al escribir nos sentimos algo. Que este pequeño comentario también contribuya a ello. Enhorabuena poeta!

    ResponderEliminar
  2. Tanto? Poco? En relación a qué? O a quién?
    De vasos y agua va la cosa... no?

    ResponderEliminar
  3. Preguntas, preguntas y más preguntas.
    Ay, sabes las contestaciones.

    Sí, hablamos de vasos y agua. De sed y botellas vacías.

    Gracias, reina.

    ResponderEliminar