martes, 1 de octubre de 2013

La memoria inerte.


Esa casa sin ti...

¿Guardarán memoria los objetos
de tiempos pretéritos?

¿Sabrán algo,
mucho,
todo...
esas paredes,
esos techos,
esos suelos que sostuvieron
tantos pasos firmes?

¿Sabrán de aquellos ayeres
tan presentes,
siempre tan presentes?

Esta casa sin ti
hoy continúa en pie.
Habitable,
habitada
y tal vez sin saber,
sabe.

Solo basta mirar
la melancolía de las ventanas,
la nostalgia de las puertas,
el silencio oscuro que la envuelve
aun a plena luz del día
para percibir que conserva
todo su cuerpo.

Mas taciturna ve pasar
las estaciones, una tras otra,
todas yermas,
todas frías.
Como un invierno
sin esperanzas en la primavera.
Como una tierra
cerrada a cualquier semilla.

Sin ti, esa casa,
esta casa, no tiene alma.

El alma con la que tú
la impregnabas.

¿Guardarán memoria los objetos
de tiempos pretéritos?





acróbata

8 comentarios:

  1. Las casa parecen guardar la memoria de sus habitantes y permanecer y sobrevivirles. Mientras leía tu poema recordaba una canción de Frank Sinatra que, si me lo permites, te la recomiendo como banda sonora a tus versos. Se titula "A cottage for sale" y la letra, precisamente, alude a una casa en venta, una casa que guarda la memoria de un amor pasado y roto en el presente. Sinatra la canta con gran melancolía y la letra es realmente sugerente. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no iba para mi, leí tu recomendación Marcos. Si que le queda como anillo al dedo, bella y triste melodía.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Marcos.

      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  2. Sería interesante poder responder a esa pregunta... igual los objetos también sufren de ausencia...
    Aysss! Besos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que no. Mucho me temo que no.
    Los objetos, con el tiempo también acaban perdiendo la brillantez y el significado que poseyeron un día.
    Un beso, cosa guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada queda indemne al ladrón de los recuerdos...Tiempo es su nombre de pila, paso su apellido.

      Besos, Eva.

      Eliminar
  4. Supongo que la memoria de los objetos vivirá mientras aún exista la persona que le anidó un recuerdo.
    (Me recordó a mi abuela).

    ResponderEliminar