sábado, 7 de septiembre de 2013

Sólo lluvia.


Todo gris.
Todo nube.
Todo agua.

Septiembre.
Sempiterno mes de la melancolía
y del regreso
       al lugar de partida.

Llueve junto al mar.
Llueve mar adentro
y en sus orillas.

Llueve, en un derramarse
manso de a poco.
En un perder el cielo,
perderse por los suelos
en el anonimato de un charco.

Sólo eso, gotas
y más gotas como letras
que nunca fueron poema.

Sólo esto,
un recuerdo mojado
de lágrimas frías
reviviendo los silencios
que parecían morir de olvido.

Todo gris.
Todo nube.
Sólo lluvia.




acróbata


8 comentarios:

  1. "sólo lluvia" "sólo eso"... aun así, semilla de tu bello poema...

    un saludo,

    ResponderEliminar
  2. A mí me encanta...y tu poema tambien.

    Besos, Tomás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermosa la lluvia...

      Y sigue lloviendo.

      Besos, Tere.

      Eliminar
  3. Tu septiembre sempiterno est todo un hallazgo.

    Me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi septiembre dará paso a mi octubre...
      Verdades de calendario.

      Gracias, Kamikaze.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y que sigan los días de lluvia mientras nacen poemas bellos como el tuyo, y que vengan el doble de días soleados para ti, esos que brillan después de las tempestades.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando esa sempiterna lluvia tapiza desde tus noches hasta el más entumecido de tus días, hora a segundo, y llevas cada minuto calado en los huesos, empiezas hasta a invitarla a un trago.
    Besos, mi dulce poeta.

    ResponderEliminar