miércoles, 11 de septiembre de 2013

Pura magia.


Ya con el rey
medio vencido
en la eterna lucha
de cada tarde.

Y el aliento a sal
mesando los cabellos sueltos
de las gentes de mar...

Serpentean las sombras
del mundo erguido
a la espera de yacer
junto a la reina de lo oscuro.

¿Serán los mástiles de los barcos
en sus sueños dorados
               de mar en calma
serpientes de agua
por el corazón de los puertos?

¿O es la escasa luz melocotón
y el vaivén de cuna
de la madre primera
los que juegan
a disfrazar lo evidente?

El crepúsculo es pura magia.






acróbata

3 comentarios:

  1. Y también es... la sombra del amanecer.

    Abrazotes

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero al amanecer suelen estar los puertos vacíos. ;)

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  3. Y luz en esa cara oculta de la luna que tan poquitos pueden vislumbrar...

    Besos, poeta.

    ResponderEliminar