viernes, 13 de septiembre de 2013

Me sé.


Que mi boca
sabe de su naturaleza,
     golosa y exploradora...
por tu boca,
             tu lengua,
tus labios dulces y oceánicos.

Que mis dedos,
mis manos,
las huellas que abren en ti
nuevos senderos
conocen el tacto del fuego
que no quema
          pero abrasa...
por tu piel,
por tu carne,
por tu cuerpo presto a mil incendios.

Que el sur de mi ombligo,
el alba de mis muslos,
mi pubis
se saben eje
en lo horizontal del deseo,
en el mar de sábanas que nos naufraga...
por tu vientre,
por el alfa de tus piernas,
por tus ingles
abismo donde perderse
para regresar infinito a la vida.

Que todo yo
          me sé por ti
es la gran certeza de mi ser.
La verdad primera
de este, nuestro tiempo.




acróbata

6 comentarios:

  1. Muy sensual, muy real...nos sabemos en el placer que damos al otro, nos sabemos por el placer que nos ofrece el otro. Nos somos uno, si no la suma de nuestro propio yo y nuestro contacto y relación con los otros.
    Muy bello.
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Teniendo esa certeza, que salga el sol por Antequera...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy casi seguro que el sol saldrá por Antequera, e incluso que también se pondrá...Sólo es cuestión de perspectiva. La magia de un mundo redondo, de una existencia conociendo la poesía.

      Besos, Magda.

      Eliminar
  3. Es que hay geografías que nunca necesitaron GPS...
    ;-)

    Bss, cosa guapa.

    ResponderEliminar