martes, 13 de agosto de 2013

Granada.


Y allá, hacía el poniente,
donde los altos montes
            del pueblo andaluz
ahuecan su regazo
haciendo nido de verdes plumas
y el cielo se ruboriza
envidiando la belleza salvaje
que reina en tierra,
nace la ciudad mágica
de los dos ríos
y el palacio rojo
repleto de encantamientos.

Granada,
edén de agua
y gracia.
Paraíso de frescor
con aromas a jazmín
y azahar
en mitad de la ardiente Andalucia.

Granada,
ciudad de patios
con nombre de mujer
y alma de poesía
cuya misteriosa belleza
queda prendida en los ojos
de sus gentes.

Granada,
ciudad mora,
judía, cristiana
a los pies de Sierra Nevada
por ti no pasa la vida,
en ti, por tus callejuelas
y fuentes,
nace alegre toda ella.
Cada día más viva,
cada poco más bella.




acróbata

13 comentarios:

  1. Ole, ole, y ole!!!! Así cómo no te va a recibir la ciudad con los brazos abiertos...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Magda. Granaina poeta.
    Y yo encantadísimo de ser recibido todas las veces que pueda.

    Besos, reina mora.

    ResponderEliminar
  3. Yo digo Granada y me tiembla hasta el alma.

    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para menos. Allí la poesía se ve, se escucha, se olfatea, se palpa, se paladea, se siente en toda su intensidad...

      Besos, Tere.

      Eliminar
  4. Nos has hecho un gran regalo a todos y todas aquellas que amamos esta ciudad.
    Un fuerte abrazo,
    e.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Esther.

      Besos!!

      Eliminar
  5. Y cómo no amar Granada si tus palabras llegan como dulce canto de un enamorado a oídos de su amada; Que viva la siempre bella Granada

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mily.
      A Granada nunca le faltarán amantes. ¡Qué viva!

      Besos.

      Eliminar
  6. Ciudad donde la magia siempre está presente... Me encanta Granada!!

    Gracias Tomás por tus bellas letras .. Un abrazo grandote

    ResponderEliminar
  7. Gracias Tomás por tu poesía llena de maravillosos guiños a Granada. Aquí se detiene el tiempo en los rincones de sus mágicas calles y reverdece su vega.

    Un abrazo,
    Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta Granada. A ver si me quiere adoptar por una temporadita, no para siempre y no todavía, de aquí a un par de años, tal vez.

      Abrazos, Eva.

      Eliminar
  8. Ovación, y hasta te cortaría la coleta...
    :P
    Ole tú.
    Besos, guapo!!

    ResponderEliminar