jueves, 22 de agosto de 2013

El sujeto.


El Hombre
       y sus sombras.
Ellas y el vacío...

Cada vez más objeto
el sujeto ya no sabe
si es silla,
estrado,
pasarela
o felpudo.

El deslumbre de los focos
alcanza incluso
                 a cegar
la mirada azul del espíritu.

Demasiada luz artificial
para una Sociedad
                   en penumbras.



acróbata


2 comentarios:

  1. Suciedad en penumbras, sociedad en la más terrible oscuridad...
    Qué curioso, tan solo las separa una letra.
    Besos acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Una letra y apenas nada.

    En fin, disfrutemos de la luz.

    Besos, Magda.

    ResponderEliminar