miércoles, 17 de julio de 2013

Virus.


Tenía tan infectado su equipo, que el técnico, nada más retirar la carcasa, se vio de golpe contagiado por un horrendo virus hasta entonces desconocido. Sólo fue cuestión de segundos y la infección se extendió por todo su cuerpo sacándole los ojos, comiéndole las vísceras, licuándole la sangre.

El resto ya es historia.
Las maquinas se hicieron con el control del mundo en menos de veinticuatro horas y los humanos pasaron a ser considerados spam.

Este mensaje, libre de virus, se autodestruirá en cuanto sea leído por un humano no contagiado.




acróbata

1 comentario: