viernes, 5 de julio de 2013

Soñar despierto.


He despertado en Marte
en mitad de un campo de margaritas.
El sol era de nácar,
los árboles de azúcar
y las nubes lenguas de mariposas.

He despertado de golpe
y sé que no era un sueño
porque nada más abrir los ojos
un unicornio azul,
sacudiéndose sus alas de papel
de rocíos de plata,
ha echado a volar ligero al viento
de una de las esquinas de mi cama.

Quiero dormir, dormirme de nuevo
y soñar despierto
con ese mundo que llevo dentro.





acróbata

11 comentarios:

  1. No siempre es fácil, pero a veces es tan simple como creer en algo para que suceda... La fantasía no tiene límites

    Besos Tomás

    ResponderEliminar
  2. La imaginación es infinita...

    Imaginemos pues.

    Besos, Juliette.

    ResponderEliminar
  3. Un sueño dentro de un sueño... creo que hay días en que la vida es así.
    Besos acróbata.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta poesía, Acróbata. Yo también quiero seguir durmiendo.
    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Yo en realidad no se si nunca desperte o nunca consegui soñar, pero tengo la suerte de vivir en un mundo blindado a las interacciones de la verdad verdadera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo supongo que he dormido sin sueños y también he despertado lleno de sueños...

      Es la vida, siendo tan corta que larga es y viceversa.

      Abrazos, Pedro.

      Eliminar
  6. Yo, también quiero eso.
    Dormida y despierta feliz.
    mar

    ResponderEliminar
  7. Hola, MAR.

    Gracias por tu paso por aquí.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Soñar es más fácil que vivir ciertas realidades...
    Imagino que se trata de una elección.
    Mejor soñar que morirse a cada instante.

    Besos, cosa guapa.

    ResponderEliminar