martes, 2 de julio de 2013

Hoja gris.


Mi padre un hombre de mar
inquieto,
mi madre una mujer nómada
de tierra adentro
y yo, siempre fuera de lugar,
con los pies amarrados al suelo
y los ojos llenos de océano.

La mar besa mis dedos.
La tierra muerde mis talones.
Ya no vuelo.

Peregrino de unos años
buscando el cielo
que a merced del viento
creía ser alcatraz planeando ahogos
por encima de las olas...

Y ahora, hombre entre dos aguas,
parezco la hoja gris
tatuada de silencios y letras
que arrancó el otoño
en una tarde de melancolía
con sabor a invierno.



acróbata

10 comentarios:

  1. Tu poesia es como la brisa... Sin tiempo y sin espacio.
    A ráfagas silencios se visten de letra y aunque hoy la hoja sea gris, desde aquí se aprecia en mas colores
    Un beso Tomás

    ResponderEliminar
  2. Como la brisa que no tiene prisa...
    Así debería de ser.

    Soy esclavo de mi tiempo,
    de un tiempo que no siempre gobierno.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Si que vuelas... y haces volar a quien aterriza en tu espacio.
    Bella conjunción de comentarios encontré hoy...
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Magda.

      Si es que te tengo que querer, sister.

      Besos!!

      Eliminar
  4. Esa hoja me suena a dolor aceptado y valiente, ese gris debería tener su Juan para terminar de poner la guinda a cada obra de arte que hilas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo acepto, de ahí el dolor en la escritura. Sé que hay cosas de mi vida que nunca voy a aceptar, y acepto no aceptarlas.

      ¿Obra de arte? No, Pedro, no lo creo y como yo no lo creen la inmensa mayoría. Si lo creyeran sólo unos cuantos como tú tal vez todas estas letras no terminarían muriendo aquí. Pero bueno, que para mi escribir es una terapia, una necesidad, una diversión, una liberación. Escribir, junto a mis seres más queridos, se ha convertido en lo mucho que tengo hoy en día.

      Abrazotes, amigo.

      Eliminar
  5. me ha gustado mucho Acróbata...haces acrobacias sobre tu historia personal. Es muy bello.
    Besos,

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Pat.

    Y de qué voy a escribir que pueda decir algo que no se sepa...

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. "Con los pies amarrados al suelo y los ojos llenos de océano" definitivamente uno toma de los poemas lo que mejor hable de sí mismo, besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Nunca dejes de volar por muy hondo que pise la tierra, cada uno de nuestros sueños.

    Besos veraniegos.

    ResponderEliminar