miércoles, 5 de junio de 2013

Hacer.


Ahora
que ya lo tenemos todo
hecho...

Hecho el labio
              y el deseo.

Hecho el cuerpo
              y el pecado.

Ahora
que ya todo lo hemos
deshecho...

Deshecho el sofá
                   y el lecho.

Deshecho el baño
               y hasta el suelo.

Ahora
que ya nada
nos queda por hacer
y deshacer...

Hagamos del amor
        en verso
un amor en carne
                      y beso.

Hagámonos uno
en la multitud del tiempo.




acróbata

9 comentarios:

  1. Tu poesía es TODO UN HECHO. Preciosa sensualidad destilan los latidos de tu pluma donde la eternidad ilumina el final perfecto...

    Besos Tomás ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Juliette.

    Casi a diario escribo versos de amor, aquí no subo demasiados por no hacerme monotemático, en twitter (en 140 caracteres) si que pongo bastantes.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la idea de la multitud del tiempo. No parece sugerir volver a empezar, que a veces da pereza, sino continuación, construcción de un nuevo universo donde seguir haciendo y deshaciendo el amor, eterno.
    Realmente sentido.
    Y precioso.

    Te dejo un abrazo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el amor no hay pasado ni futuro...
      Sólo ahora, sólo ya.

      Muchas gracias, Alejandra.

      Besos!!

      Eliminar
  4. Hola, encantadísima de haber llegado a tu blog, es un gusto leerte y si me lo permites regreso.

    Excelente día, abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Hacer lo deshecho para deshacer lo hecho, siempre igual, pero siempre distinto... Ces´t la vie!
    Bonita la forma en que tú lo planteas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. El caso es no estarse quieto...;)

    Besos, Magda.

    ResponderEliminar
  7. Recuerda... que tal vez, aún nos quede algo por hacer sin necesidad de deshacer lo andado...

    Beso!!!

    ResponderEliminar