lunes, 17 de junio de 2013

Botellas vacías.


De vestigios
           y memoria
está servida toda travesía.

Tras el naufragio
          del último ayer
amanecen las orillas del mar
recorridas de este a oeste,
de norte a sur
por innumerables botellas vacías...

Ningún papel.
Ninguna letra.
Ningún mensaje.

Nada...



acróbata

10 comentarios:

  1. Cada botella vacia es un lamento por un amor imposible en el que los dos decidieron que no estarían cómodos amandose.

    ResponderEliminar
  2. Cada comentario a un poema es una interpretación muy válida a lo escrito por el autor. Es lo grande de la poesía, que se presta a tantas interpretaciones como ojos la contemplan.

    Abrazote y gracias, Pedro.

    ResponderEliminar
  3. Nada salvo una mirada, aquella que tras no encontrar se eleva buscando el horizonte.
    Un beso Tomás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, eso que nunca falte...

      Besos y gracias, Juliette.

      Eliminar
  4. Quizá una botella vacía encierra un mensaje en su silencio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta este comentario tuyo, me gusta mucho...

      Mil gracias, María S.

      Eliminar
  5. Ellas en sí son el mudo testigo de un suceso.
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Justo, por tus palabras.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. Siempre hay una palabra escondida en el tesoro de una botella vacía lanzada al mar...
    Solo que muchos son sordos e insensibles al canto de las sirenas...

    Besos, terroset de sucre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué comentario más bonito, Eva.

      Besos, guapísima.

      Eliminar