martes, 7 de mayo de 2013

Lo sé.


Tal vez aún no lo sabes,
   tal vez sólo es una sospecha
que revolotea en tu estómago,
   que anida en tu pecho,
 que llena los silencios,
tus silencios,
de mariposas negras.

Tal vez lo desconoces
o tal vez intuyes, sabes ya
que te estás negando la verdad,
  que lo que dices de labios afuera
te araña la garganta,
  te muerde la lengua,
    te hiere la boca
pues sientes otra cosa,
otra bien distinta
que crece y crece en las primaveras
                                            de tu corazón.

Sí, tal vez sea eso
y por eso mismo tu mirada brilla
en mitad de un mar de sombras
y tus ojos, tus bellos ojos oscuros,
se llenan de luz
en los amaneceres de mis pupilas.

Puede que este engaño,
esta mentira frágil como el cristal
sobre la que sostienes tus días
y acompañas tus noches
termine quebrándose en mil pedazos...
de una palabra para otra,
  de una letra a la siguiente,
o puede que no.

Mas no tengas dudas,
no creas que no lo sé...
Siempre lo he sabido.

Bastó un silencio,
uno que susurraba latidos azules,
  uno que hablaba,
que gritaba sin voz
a los oídos del tiempo,
        al hueco de mi cuello.

Bastaste tú
         para saberlo.


acróbata

4 comentarios:

  1. Muchas gracias, Magda.

    Besos, guapis!!

    ResponderEliminar
  2. de una palabra para otra,
    ...una vida cabe. Un destino.

    Precioso Tomás y de lo más sugerente. Le hago dos lecturas -por supuesto tiene muchas más- en una me enamoro y en otra me asusta la muerte, la pérdida.
    Muchas gracias por la emoción de tus letras. Por este momento de lectura tan mágico.

    Besos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien me lees, Alejandra...

      Este poema es un poema trampa, hecho con esa intención, aparte de varias lecturas tiene algo más...No tiene género y eso para mí lo hace especial.

      Una de las cosas más bonitas de la poesía es precisamente eso, la interpretación personal de cada uno. Yo tengo la mía, cómo no tenerla y me encanta que me cuenten, que me contéis la vuestra. A veces coincide y a veces no, incluso en algunas ocasiones me abre puertas a un horizonte desconocido.

      Besos, amiga.

      Eliminar