martes, 21 de mayo de 2013

Dejar constancia.


Todo comenzó
como comienza todo...

De un instante a otro,
de un momento al siguiente
en un llanto primero
que daba valor
al empuje de una madre.

Y todo terminará
como todo termina...

De un chasquido a la nada,
de un aliento al soplo último
que ya sin apenas aire
apagará la llama azul
de una vela sin más cera que quemar.

Del resto,
de lo que coge
entre el alfa y el omega,
de lo que hay
desde el alba hasta el ocaso
nada está escrito,
nada dicho,
nada se sabe...

Este es mi tiempo.
Esta mi vida.

Y he aquí, entre versos
y más versos,
que dejo constancia
de lo que vivo.


acróbata

9 comentarios:

  1. La nada es un mundo de posibilidades por explorar...
    Besos acróbata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la nada coge el todo...
      ¿Te atreves?
      ¿Me atrevo?
      Exploremos con la poesía de la mano.

      Besos, brujilla.

      Eliminar
  2. y eso es lo que importa, este tiempo entre el alfa y el omega.. un beso poeta

    ResponderEliminar
  3. Hola Tomás!!
    Tú siempre dejas constancia, entre versos, de la vida, lo importante es vivirla,no??

    Abrazos guapo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estrella.
      Me alegra verte por aquí de nuevo.

      Besos, amiga.

      Eliminar
  4. Y gracias por hacerlo y dejar esa constancia.
    Un beso.

    ResponderEliminar