jueves, 9 de mayo de 2013

Creencia.


Hay una bombilla
del espejo grande del baño
que se enciende
y apaga,
que me parpadea
en cuanto a él me asomo.

Dicen que tienen contacto...

Yo estoy convencido
que me quiere
y por eso
me guiña su ojo izquierdo.

La vida es pura creencia
y cada cual tiene las suyas.



acróbata

7 comentarios:

  1. Voy a empezar a ver las bombillas con otros ojos... sin duda.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te parpadean a todo trapo y tú dando el tostón con los contactos...jajaja. Parece que lo veo, que os veo.

      Besos de luz, brujilla.

      Eliminar
  2. ¿Como no te van a querer hasta las bombillas? ¡Si eres un bendito! No hay mas que leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, qué exagerao este andaluz de los madriles...

      Abrazote grande, amigo Pedro.

      Eliminar
  3. Pues si, yo también y a mi a veces me guiña el ojo un halógeno del pasillo, menudo es él.

    muy bueno Tomás, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Ana.
      No lo dudes, tú eres una mujer muy guapa por fuera...por dentro aún más.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo también soy de la escuela de creer para ver, antes que ver para creer.

    ResponderEliminar