miércoles, 1 de mayo de 2013

Alientos de poesía.


(A Nieves R.A.)

Yo escribo letras,
simples y llanas letras
en lo esdrújulo del tiempo...

Después éstas, agudas ellas,
esposadas como sílabas,
átonas y acentuadas,
se encuentran en la desnudez blanca
que engendra palabras.

Y tras las palabras,
entre silencios de bocas mordidas
y suspiros de lenguas liberadas
al horizonte con cuerpo de línea,
todo pasión, todo amor
nacen los versos...

Ay los versos,
hijos de un dios menor,
hormigueros de pensamientos
en fila india,
colmenas de sueños
en los azahares del sentimiento.

Mas sólo son versos,
bellos, sí,
puede...
pero nada más que versos.
Y solamente al ser pronunciados
en tus labios de algodón
por esa voz tan dulce,
tan cálida,
tan tuya...
se convierten en ecos de vida,
en alientos de poesía.




acróbata

6 comentarios:

  1. ufff me dejas sin palabras de nuevo jeje.
    son versos del alma, versos que llegan al alma. besoss

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Alicia.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Qué belleza... de pareja que sois!!! (Tus versos también son preciosos, si...)

    ResponderEliminar
  4. Sí, es veredad el pensamiento aquí se hace cuerpo. Un bello cuerpo, proporcionado, sensitivo y sensual.

    saludos, volveré con tu permiso.

    ResponderEliminar