jueves, 25 de abril de 2013

Y saber.


Y pensar
que soy de caña
ante el viento de tus labios.
Viento que me dobla
en la curvatura de tu boca,
de tu lengua,
de tus húmedos abriles...
mas no me vence,
no me quiebra
sino que me acuesta a tu lado,
me hace tuyo.

Y pensar
que mi piel,
piel rubia como la espiga madura,
rubia como el trigo cosechado
en meses de calor y fuego,
rubia como campos de cereal
se convierte en harina
ante el molino del deseo.
Molino que gira y gira
como la misma vida.

Y saber,
saberlo sin necesidad de palabras,
saberlo leyendo en tus silencios,
en tus ojos,
en ti...
que mi cuerpo, la esencia misma
de mi carne,
todo yo...
soy de pan y azúcar,
de dulce y ron
en tus noches de borrachera,
en los banquetes rojos de tu amor.




acróbata

14 comentarios:

  1. Si alguien envidia la ambrosía divina... dejará de hacerlo al leer tus letras...

    ¡Besos Sultán! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halagas, Magda.
      Como la puerta del vino me pongo...jajaja.

      Besos, brujilla.

      Eliminar

  2. Madre mía!!,,,,,que maravilla.
    No te digo lo que he sentido,,,,,ya te cuento <3
    Mi beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, ya me cuentas cuando lo recite en tu pueblo.

      Besos, Mariangeles.

      Eliminar
  3. Es un poema precioso Tomás, sencillamente precioso

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Alguien sabe, sabe de una dulce ternura.

    Buen día, Tomás!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien sabe, sí y yo también lo sé, sabemos, nos sabemos.

      Besos, Luna.

      Eliminar
  5. Que maravilla de versos Tomás. Me encantó de principuo a fin!

    Pero me quedo con este final tan dulce:

    ... soy de pan y azúcar,
    de dulce y ron
    en tus noches de borrachera,
    en los banquetes rojos
    de tu amor.

    !Un beso poeta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luisa. Agradecido quedo con todas tus palabras.

      Besos, amiga.

      Eliminar
  6. que exquisito!!! dulce borrachera. Besos

    ResponderEliminar
  7. A veces se saben tantas cosas que uno entra en una marejada de sentimientos que nublan hasta la razón.
    Me he sentido caña doblada en la corbatura de unos labios...
    Besos doblados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es la poesía, verse en las letras.
      Satisfecho quedo.

      Besos, Gloria.

      Eliminar