sábado, 13 de abril de 2013

Tírame.


Tus miradas,
inmensas de deseo,
inabarcables de horizonte
en mi naturaleza de océano,
no sólo agitan la epidermis superficial
que cubre mi carne,
    que oculta mi verdadera piel...

Estas, tus miradas de miel,
de otoños en altas latitudes,
además despiertan las ondas concéntricas
de mis aguas más profundas,
  más calladas,
más tuyas.
Aguas mansas
crecidas en agitación
que más pronto que tarde
acabarán bañando tus mil orillas.

Ven,
tírame tus besos redondos
pulidos a orillas del mar.
Besos colmados de cielo,
rojos de vida.
Besos sin esquinas
de labios húmedos de pasión
sobre los acantilados de mi cuerpo...

Ven,
tírame esos besos,
tus besos,
aquí,
justo aquí...
en el centro de mi amor,
   en lo oculto de mi ser
que ya verás como te mojas,
como te mojo.



acróbata

8 comentarios:

  1. Hola Tomás!!!
    Ardientes versos, espléndidos besos que llegan a profundizar en tu verdadero ser, en ese corazón que ama, que vive y que late por y para ella.
    Felicidades guapo!!!!

    Un beso con cariño y amistad, jajaja!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, estrella. Muchas gracias por tu paso y por tus palabras.

      Besos.

      Eliminar
  2. Todo un desafío a los besos redondos...Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso es un desafío, dos o más una proeza en nombre del amor.

      Gracias, John.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, hirondelle.

      Un placer el haberte conocido.
      Supongo que nos volveremos a ver en los caminos de la poesía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tirar besos es una buena manera de comenzar un domingo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tirar besos es una bueno para todo, creo.
      Gracias, Marcos por tu paso por aquí.

      Abrazote.

      Eliminar