miércoles, 3 de abril de 2013

Mi primera lectora.


Lo tendría que haber hecho hace ya, ayer; en un ayer de hace ya bastante, pero bueno, nunca es tarde para decir una verdad como una catedral, digo yo:
Hoy y mañana y pasado...Mejor digo siempre y así resumo, quiero agradecer su apoyo y aguante a mi primera lectora, no sé si más apoyo que aguante o viceversa, parece ser que más de lo segundo. En fin, ella sabrá, yo sospecho. Y es que mi primera lectora es la única que me lo lee todo cuando aún está incluso a medio escribir, cuando es apenas un esbozo y parece más un Frankenstein de palabras con seis brazos y dos cabezas y no algo medio legible. No sólo eso, también me lee aquello que nunca saldrá a la luz por distintos motivos que no vienen al caso.
Hoy, en un presente sin tiempo, quiero agradecérselo todo: su tiempo, compresión, dedicación, en definitiva, el aguantarme, que sé que muchas veces no es fácil, pero como estamos hablando de letras centraré mi agradecimiento en ellas y en el apoyo que me presta al comentarme sus impresiones tras leerme cualquier poema, relato o locura que me da por escribir.
Aunque no siempre, siendo muy escueto, podría resumir sus comentarios en tres cortas frases, que son las que me dicen lo que le ha parecido mi penúltima producción. Unas frases hechas que aunque en ocasiones me queje insistiéndole para que me diga algo más: lo que siente, lo que piensa, que impresión le ha causado, ella me mira, me sonríe, abre sus brazos de par en par y me repite lo dicho, y con eso ya es suficiente para mí a la hora de saber por dónde van los tiros.

Una de esas frases es: “No sé, parece que le falta algo” Malo, eso es porque no es para nada bueno y ese algo que le falta puede ser alma o cuerpo, o incluso las dos cosas. También puede ser que teniendo suficiente alma y cuerpo, estos no están bien definidos, e igual tiene carne en el alma y espíritu donde sólo tendría que haber huesos. A veces tiene arreglo, otras el mejor arreglo es la papelera.

Otra de sus frases típicas es: “Sí, está bien” Bueno, no es excepcional, pero puede valer. Un poema más, un relato más, otro de tantos que en apenas un par de días o incluso antes, según lo que escriba después, se me olvidará que lo he escrito y ahí quedará, en la memoria del PC y en una copia sobre el papel. No suelo retocarlos estos muchos, no soy de echarle mucho tiempo a unas letras en particular. Es más, estoy convencido que escribo demasiado a golpes de inspiración sin fijarme en exceso en la ortografía y tampoco pierdo demasiado tiempo en edición. Así me pasa, que en no pocas ocasiones se me va la mano y le pego unas buenas cachetadas al Real Diccionario de la Lengua.

Y luego está el tercer tipo de comentario: “Joer, este sí que sí, qué guapo” Y claro, esto a mí me sube al cielo. No son muchas las letras que alcanzan tal condición, nunca son muchas, aunque si suficientes para animarme a continuar, para no cejar en el empeño de seguir estrujándome las meninges por tal de poner negro sobre blanco todo lo que cruza por mi cabeza.

Precisamente todo esto que estoy escribiendo no se lo voy a enseñar a ver qué le parece, simplemente lo voy a subir a mis casas de letras y ya me dirá cuando lo lea, si lo lee, pues como ya he dicho está acostumbrada a verlo todo antes de ponerlo en cualquier lugar y esto hace que no visite mucho los blogs. Pero tratándose de un agradecimiento particularizado a ella, mi primera lectora, la única que en realidad consigue que yo me replantee todo un poema o incluso lo deseche, (no con esto quiero decir que no valore el resto de opiniones, todas muy válidas y de gran ayuda) no es cuestión de andar enseñándole esto, pues igual se ruboriza y me dice que mejor no lo suba y ya me crea la duda. En fin, una vez más no le voy a hacer caso y yo lo voy a dar a conocer, que es mi primera intención, la que me sale muy de adentro.
Para terminar, añadir que este agradecimiento también va a servir como cierre del último poemario en el que estoy inmerso: “Bajo mi piel” Un poemario más apuntito de ser terminado, que al igual que el resto que tengo hechos, no sé si alguna vez verá la luz, eso ya no depende de mí. Un poemario en el que como bien indica su título voy desgranando pedacitos de mí a golpes de verso y en esta ocasión también alguna que otra pequeña composición en forma de prosa.

Como empecé diciendo al inicio, antes tenía que haber escrito este texto, pero bueno, nunca es tarde mientras queden palabras para decir lo que se siente. Y aquí, en mis casas de letras y también en “Bajo mi piel” va a quedar mi más sincero agradecimiento a Nieves, entre otras muchas cosas, mi primera lectora.



acróbata

10 comentarios:

  1. Un bello gesto, merecido sin duda. Es una suerte contar con ese apoyo, ya quisiera yo. Aunque a mi me ayudan de otro modo que no viene al caso.
    Yo también le agradezco a Nieves su ayuda porque me gusta disfrutar de tus letras. Espero que te "aguante" por toda la vida ; )

    Un beso a ambos en esta ocasión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alejandra.

      A Roma lo que es de Roma
      y al amor lo que es del amor.

      Besos.

      Eliminar
  2. Huy... yo ya había comentado esto... Ya me has liado! ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el eco, Magda.

      Ahora escribo en estéreo y se acopla. jajjaj. ;)

      Besos!!

      Eliminar
  3. Me han encantado hoy tus palabras para tu primera lectora.. Es la más fiel.. la mejor crítica que puedes tener .. Desde aquí le envío un enorme y cálido abrazo y otro a ti por dedicarle esas bellas ( y merecidas ) letras ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gacias, Chon.

      Le doy un beso de tu parte.

      Abazos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegra un mundo verte por aquí, Luna.

      Besos!!

      Eliminar
  5. Definitivamente, es no solamente tu primera lectora, es ese otro pedazo de ti, por eso será siempre tu mejor crítica, tu mejor poesía.

    Mi abrazo siempre, como en los viejos y nuevos tiempos, para ella, las niñas y para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mayra.

      Espero y deseo que todo te vaya muy bien por allí.

      Besos, amiga.

      Eliminar