domingo, 17 de marzo de 2013

Y beber...


Despertar...

Domingo de resacas,
mañana de sábanas revueltas,
media tarde de amores...

Y beber,
beber
y beber...
sorbos de ron,
tragos de aguardiente,
buchitos de Jack Daniel´s
del chupito trémulo de tu ombligo,
de la copa dulce de tu amor.

Y beber,
beber
y beber...
hasta perder el equilibrio,
hasta morir de delirio
en la boca ardiente del deseo.

Y beber,
beber
y beber...
como si no hubiera un después,
como si el ahora, este ahora,
fuera a terminar
de un momento para otro,
de un suspiro a un gemido.

Y beber...


acróbata

11 comentarios:

  1. Qué borrachera tan deliciosa ... Bebe!!

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  2. Esta sed que no se acaba, nos impulsa y nos mantiene vivos. !salud!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, que no se acabe la sed ni el hambre, que perdure siempre el amor. Auténtico motor de cualquier relación que merezca la pena.

      Besos, Alejandra.

      Eliminar
  3. Por cierto, me gusta mucho este nuevo look en tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra. Quizás más seriote, menos artístico, pero creo que más sencillo de leer, que es de lo que se trata.

      Más besos.

      Eliminar
  4. Pues no hay más, a seguir bebiendo.

    Buen poema de resaca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. ¡Vivan los mojitos!

      Tú si que sabes...jajaja.

      Besos, Magda.

      Eliminar
  6. Ebrios de vida...

    Hasta pronto, Tomás.

    ResponderEliminar