domingo, 24 de marzo de 2013

No quiero calma.


Vengan a mí
los reinos sin fronteras,
sin tierra,
sin rey.

Vengan los cantos
                        de sirenas,
las ninfas del bosque,
   las ínsulas de Sancho.
Vengan a mí
             los sueños
y sus soñadores.

Porque quiero seguir
siendo yo,
ese ser, este ser
que no halla la paz,
          que galopa contra el viento,
  que navega proa al tiempo.

Y no,
no quiero calma...
no aquella que conforma
mientras todo pasa
y nada cambia.

Venga a mí
la vida
que de camino
a la no vida
ya me lleva mi destino.


acróbata

4 comentarios:

  1. Soplando un poco de brisa que alborote papeles e ideas, y ponga esa nave contracorriente...
    Hay cantos de sirenas que no desaparecen nunca... Sé que te llegan, incluso aunque el mundo se empeñe en ensordecer tus oídos con mil ruidos estridentes y ajenos... Por eso te rebelas... seguirás una vez más el canto de sirena...
    Besos Acróbata.

    ResponderEliminar
  2. Es que tu sirena particular es una belleza por dentro y por fuera Tomas .. ( eso es trampa ) ..
    Reinos sin fronteras ... ( utópicas y maravillosas palabras .. )
    Quédate con tu sirena.. con tus sueños .. con tus ansias de comerte la vida a dentelladas ...
    No cambies ..

    Un enorme y cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chon.

      Siempre se cambia, trabajo porque sea un cambio sosegado en el que vaya puliendo defectos y conservando virtudes.

      Besos, amiga.

      Eliminar