martes, 12 de febrero de 2013

Todas ellas.


Femeninas son las letras...

Mujeres fatales todas ellas,
vocales y consonantes,
mayúsculas y minúsculas,
actrices protagonistas en mil escenas
y simples extras de reparto.

Hermosas todas ellas,
graves y agudas,
susurrantes y ruidosas,
cantantes fogosas de country
y también coristas en un llanto roto de blues.

Femeninas son las letras,
todas ellas sin excepción...
acentuadas y átonas,
amantes del suspiro rojo
de unos labios húmedos de deseo
y apasionadas del ronco gemido
que acompaña a la pequeña muerte,
bellas damas del abecedario,
coquetas señoritas del habla.

¿Cómo no va a ser femenina la poesía,
lenguaje de letras, idioma del alma?



acróbata


2 comentarios:

  1. Es la poesía una femme fatale... ahora entiendo esa atracción irresistible que ejerce en nosotros, pobres mortales...

    ResponderEliminar
  2. Y cuando alguien como tú las acaricia, y les hace tal homenaje, no pueden sino caer rendidas a tus pies.

    Besos, cosa guapa.

    ResponderEliminar